Somos lo que sentimos...

28.05.2018

Hola,

¿Me echabas de menos e? jejeje

 Tras una gastroenteritis galopante la pasada semana, vuelvo con un post sobre la última conferencia de Lucía Mi Pediatra a la que tuve la suerte de asistir (en su blog teneís las fechas y lugares donde imparte las conferencias, y también puedes comprar sus libros).

No te voy a destripar la conferencia porque fueron mas de 2 horas y porque creo que debes asistir al menos a una, porque sales con un chute de energía positivia que no hay virus que te la quite.

Esta conferencia era relativa a las emociones, las nuestras y las de nuestros hijos... Aprender a gestionar las mismas, desde el miedo o la tristeza, pasando por la alegría.

Porque como bien dice Lucía, somos las mejores madres para nuestros hijos.

De esta charla he sacado las siguientes conclusiones:

1.- No se puede vivir continuamente en la idea de aprovechar el tiempo por si nos morimos mañana. Sencillamente porque es agotador.

2.- Una persona optimista es una persona más feliz.

3.- Si nuestros hijos entran en bucle hay que desbloquearlos rápido poniendo el foco en la solución y no en el problema.

4.- Llena sus mochilitas con detalles que cuando sean mayores recordarán con alegría.

5.- Somos el espejo en que se miran... recuérdalo siempre.

Y 6.... sonríe mas porque además se contagia.

Vivimos en una época en que muchas madres (lo veo a diario) quieren que sus hijxs sean los primeros de la clase, incluso aprendiendo cosas antes de tiempo... a mi no me gusta, no quiero educar a mi hija en una continua batalla por ser la mejor. No necesito que sea la mejor de la clase.

Pero si hay valores que para mi son más importantes que una matrícula de honor o ser la primera en leer con 4 años.

Quiero sobre todo, que sea buena persona, educada, fuerte e independiente, que sepa hacer frente a los obstáculos y que viva, que viva con pasión y alegría. Que cuando sea mayor y abra su mochilita sonría.

Y tu, ¿has ido a alguna conferencia suya?

Espero tus comentarios aquí o en redes sociales.

Feliz semana,

Sara