De lo divino y lo humano.... hablemos de moda

16.04.2018

Hola,

Hoy os vengo a hablar de marcas españolas, tiendas españolas, las que mas me gustan, y donde suelo comprarme la ropa. Y alguna que no merece la pena, por lo menos a mí me ha dado muy mal resultado.

Últimamente, siempre compro en la web de Slow Love, la tienda de Sara Carbonero, creo que es el estilo que mas pega conmigo, y la ropa es de muy buena calidad.

Ropa cómoda y super ponible tanto para venir a la oficina como para salir con el consorte a tomar algo.

Otra marca que me encanta es Popisima, y es que mi querida Gema hace unos vestidazos que duran años... mismamente el vestido que llevo hoy, y que he subido foto en instagram, tiene la friolera de 5 años. ¡Está como nuevo! Por eso merece la pena invertir en nuestros diseñadores, por la calidad, por el trato... Además puedes dar tus medidas y te adapta el vestido, colores.... una maravilla. Este es el siguiente que tengo en mente

También he echado el ojo a Aloha Tata que tiene unas camisas preciosas, y como a la oficina hay que venir bien vestida pues es fácil que caiga esta:

100% algodón y 100% diseñado en Asturias. La tienda está en Oviedo por si quieres pasarte a echar un ojo.

También me gusta la marca Highly Preppy (antes Holy Preppy). Esta suelo esperarme a rebajas porque los precios son un poco altos, y suelo comprar en una tiendita de una chica que es un encanto Angels By Pilar Navarro, ya sabes de mi afición por el pequeño comercio, y este es el que me gusta jajajajaja

Luego esta la marca Guts and Love, que aunque tiene vestidos preciosos, a mí me han dado tan mal resultado que no creo que repita. Si no se descosen, se rasgan a la mínima y al final lo tienes mas en la costurera que en tu armario. Y claro, a esta mujer se le ha ido la olla a Camboya con los precios....

Esto en cuanto a ropa... en cuanto a calzado estoy aun mirando porque necesito sandalias, así que soy toda oídos

¿Y tu? ¿Tienes marcas favoritas? Espero tus comentarios aquí abajo o en redes sociales.

Feliz inicio de semana,

Sara