De churras y merinas.... hablemos de ovejas

02.04.2018

Hola,

Después de este paron de semana santa, quiero hacer una reflexión personal, sin acritud por favor.

Después de pasar por casi 6 meses en el paro y retomar mi vida laboral necesito hablar de lo que he vivido, de lo que he sentido y de como me afecta.

Cualquier persona que me conoce sabe que soy "culo de mal asiento" y que me gusta demasiado mi independencia. Me siento fuerte y me siento realizada en mi trabajo.

No me ha gustado nada estar en casa, no llevo bien el tema de ser ama de casa y por ello me apunté a sacarme el título de inglés. Fue mi vía de escape dos días por semana (sigue siéndolo porque lo que empiezo lo acabo)

Necesito mi espacio vital en el que me siento útil para la sociedad, en el que soy únicamente Sara, ni madre de, ni señora de... solo Sara.

Me gusta no depender de nadie, siempre me ha gustado, y Lara lleva el mismo camino cuando la escucho decirnos "Yo sola mama"

Vivo en un pueblo en el que, aunque cada vez menos, muchas mujeres siguen pensando en la creencia de que deben estar en casa ocupándose de los quehaceres diarios y que son sus maridos los que "ojalá" trabajasen mas para ellas vivir mejor.

No lo negaré, no me ha gustado ver ciertas aptitudes. Por eso aun mas me he alegrado de volver a la vida laboral y no ser una oveja más, sino volver a ser una Abeja Obrera que colabora con la colmena.

¿Tu estás en este caso? ¿Has estado? ¿Qué sientes o has sentido?

Espero tus comentarios aquí o en redes sociales.

Un saludo y buen inicio de semana,

Sara