CONCILIACION FAMILIAR...¡QUE BONITO NOMBRE TIENES!

07.03.2018

Y que pena que de momento seas un cuento chino que no nos debemos de creer.... Si no sigues al Club de Malasmadres síguelas, por su lucha, nuestra lucha... (Gracias Laura por ser nuestra voz no me cansaré de decírtelo).

Mi tema con la conciliación laboral y familiar comenzó en 2014 cuando me reincorporé a mi trabajo tras la baja maternal.

¿Cómo? pues renunciando, tuve que renunciar a parte de mi sueldo para poder disfrutar de mi hija. Porque saliendo de trabajar a las 19h no era plan y me iba a perder a mi bebe. Porque no quería renunciar a mi parcela en el mundo como programadora y tampoco quería renunciar a verla crecer a ella.

Recuerdo como mi niña me obsequió una tarde a mi con sus primeros pasos y como me puse a llorar de la alegría de no habérmelo perdido (y de no haber recibido un video en el whatsapp de alguna de las abuelas enseñándome sus pasos)

Tuve la suerte de poder tirar de las abuelas en su cuidado, otras madres se los tienen que llevar a una guardería con solo 16 semanas de vida. Pero a todas nos invade la misma sensación, la culpa, ¡maldita culpa!

Este día os hablaba de ella en el post del sacaleches. Sí, la culpa me persiguió un tiempo, me sentía mal por necesitar estar en mi trabajo en vez de con mi hija y a la vez también por todo lo contrario...

Ahora la he desechado de mi vida. Estoy donde debo estar y sé que he hecho lo correcto.

Tras estos meses de paro en casa, vuelvo con mas energía a un trabajo con un horario flexible, que me permite seguir llevando a la niña a sus actividades, pudiendo verla y disfrutarla todos los días y sin renunciar a mi profesión.

Como bien dice la camiseta "Yo no renuncio" y como dice mi padre, ¡A nada nunca más!.

Escribo este post el día antes de la huelga general (yo no puedo ir debido a que el destino ha querido que mañana me incorpore de nuevo al mundo laboral, pero lucho desde mi pequeña parcela por un mundo de igualdad entre hombres y mujeres). Porque el primer ejemplo lo ven en casa. Nosotros somos equipo, nos repartimos el trabajo, incluso Lara tiene sus tareas, y su educación. Sabe que Papa es mejor amo de casa que mama, pero que mama cocina mejor que papa.

Espero que este día 8 de Marzo de 2018 sea el comienzo de grandes cosas para todos.

Os deseo un buen fin de semana,

Sara